Acceso Sugerencias y Reclamaciones

El Colegio Oficial da a conocer el proyecto Medafar

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife (COFSCTFE) dio a conocer este lunes el proyecto de comunicación electrónica Medafar

 que se ha implantado en el municipio de Aspe (Alicante) con el fin de mejorar la coordinación entre los médicos y los farmacéuticos. El presidente del COFSCTFE, Manuel Ángel Galván, en representación del Consejo Canario de Colegios Farmacéuticos (COFCAN), invitó a los creadores de esta iniciativa a dar una charla en la capital tinerfeña con el fin de explicar a los profesionales del sector sanitario de Tenerife las ventajas y beneficios de esta herramienta.

Así, los responsables del proyecto, el doctor Raimundo Pastor, de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y la doctora en Farmacia Ana Dago, de la Fundación Pharmaceutical Care España, expusieron las principales líneas de esta propuesta y relataron cómo ha ido evolucionando desde su creación. Galván, tras dar la bienvenida a los asistentes a la charla, indicó que Medafar “supone un primer paso en un trabajo conjunto de comunicación entre atención primaria y farmacia comunitaria de forma bidireccional para solucionar los problemas relacionados con la farmacoterapia de los pacientes. Este sistema es un canal formal, objetivo y validado que, además de las ventajas en salud al paciente, produce ahorro en el sistema y contribuye a su sostenibilidad”.

Los ponentes, por su parte, aseguraron que la génesis de esta idea obedece a la “existencia de una carencia de comunicación entre los médicos de familia con los farmacéuticos con oficina de farmacia”. Ambos detectaron en su momento que, “a pesar de que todas las partes comparten los mismos pacientes, sus fármacos e incluso tienen sus centros de trabajo muy próximos geográficamente no se complementaban los esfuerzos profesionales, lo que, además, limita la correcta prestación de asistencia sanitaria. Es difícil que trabajemos juntos si no nos conocemos como profesionales y no somos capaces de ayudarnos mutuamente para que los pacientes usen bien los medicamentos. Antes de la existencia de Medafar, no se consultaban los problemas técnicos y clínicos de la prescripción, dispensación y administración de los medicamentos”.

Pastor y Dago concretaron que el objetivo del proyecto Medafar es “mejorar la coordinación entre farmacéuticos comunitarios y médicos de atención primaria a través de la implantación de un sistema de comunicación interprofesional que está basado en un sistema informático que manejan desde sus respectivos puestos de trabajo. La idea es que esta herramienta les permita resolver, en tiempo real, los problemas que surjan en relación con la asistencia fármaco-terapéutica de los pacientes con mensajes que no superan los 140 caracteres”, indicaron.

Para los autores, Medafar es, en suma, “una continuidad asistencial que incluye al farmacéutico en el entorno de la Atención Primaria de Salud y, de paso, propicia una mayor eficiencia del sistema sanitario, tanto en costes directos sanitarios como en indirectos gracias a la menor afluencia de los usuarios a las consultas médicas”. Medafar se constituyó en 2006 con la confección de la Clasificación de Derivaciones Fármaco-Terapéuticas (CDF) y un programa de interconsultas, tanto desde los centros de salud como desde las oficinas de farmacia. En febrero de 2018 se implantó en tres centros de salud de Elche (Alicante) y en las oficinas de farmacia cercanas.

Durante los 17 meses de desarrollo del estudio, comprendido entre febrero de 2018 y julio de este mismo año, se realizaron un total de 6.384 interconsultas. De los pacientes atendidos, 3.524 (un 55%) fueron mujeres y 2.860 (el 45% restante) fueron hombres. El rango de edades estuvo comprendido entre los 20 y los 97 años y la media de edad resultante fue de 74,59 años.

Los responsables del proyecto aseguraron, por último, que el coste evitado para las arcas de la administración pública fue de 185.455 euros, ya que el coste de cada consulta médica de asistencia primaria es de 29,05 euros en la Comunidad Valenciana. Además, el ahorro en tiempo estipulado fue de 41 horas al mes en cada uno de los centros de salud en los que se implantó esta herramienta.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife utiliza cookies propias y de terceros que recopilan datos anónimos estadísticos de navegación para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información lea la política de cookies: Uso de Cookies.

  Acepto el uso de cookies en este sitio.