Acceso Sugerencias y Reclamaciones

Campaña de vacunación contra la gripe

 

18/10/2016

La campaña vacunación contra la gripe de la temporada 2016–2017 tiene el objetivo prioritario de mejorar las coberturas de vacunación contra la gripe en la población con riesgo de padecer complicaciones, especialmente entre los mayores de 60 años, embarazadas y personal sanitario.

 

Profesionales.jpg

Nota informativa del Servicio Canario de Salud.

El objetivo de la campaña es mejorar las actuales coberturas en mayores de 60 años, embarazadas y personal sanitario.

En la pasada campaña de vacunación 2015-2016 se alcanzaron las siguientes coberturas en adultos mayores de 65 años: con una población objetivo de 272.430 personas, se administraron 156.290 dosis de vacuna alcanzando una cobertura del 57% muy lejos de la recomendada por la OMS para este grupo, que es del 75% y similar a las alcanzadas en otras comunidades autónomas para este grupo de riesgo.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha adquirido por un importe de 865.814,68 euros, 221.951 dosis de vacuna antigripal y 10.500 dosis de vacuna antigripal con adyuvante (utilizada para personas mayores institucionalizadas), complementadas con 20.000 dosis de vacuna antineumocócica, por un importe de 200.000 euros.

La vacunación contra la gripe

La vacunación contra la gripe podría reducir el 50 por ciento de las muertes que se producen en España como consecuencia de esta enfermedad que se sitúan entorno a los 2.000 fallecimientos anuales directos. No obstante, esta horquilla varía en datos globales de los 1.400 hasta los 4.000 fallecimientos que se asocian a factores de comorbilidad.

Las recomendaciones de vacunación antigripal tienen como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad. Por ello, deberán ir dirigidas fundamentalmente a proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, a las que pueden transmitir la enfermedad a otras que tienen un alto riesgo de complicaciones y aquellas que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales en la comunidad.

Dentro de los grupos específicos, la vacunación en el personal sanitario adquiere una relevancia especial debido al contacto estrecho y frecuente con personas de alto riesgo de padecer o desarrollar graves complicaciones o consecuencias de la infección por el virus de la gripe. Además, el liderazgo y el ejemplo del personal sanitario son fundamentales a la hora de recomendar la vacuna a las personas en las que está aconsejada.

Algunas personas no se vacunan por falsas ideas acerca de la misma. Muchos no creen que la enfermedad sea tan grave y otros piensan que la vacuna causa la enfermedad pero, en realidad, el riesgo de padecer efectos secundarios o reacciones alérgicas tras la administración de la vacuna de la Gripe, es muy baja.

El efecto colateral más frecuente es la molestia en el lugar de la inyección que puede llegar a durar alrededor de 2 días, pero que no impide realizar las actividades normales. Algunos niños que no han estado expuestos al virus de la Gripe con anterioridad pueden tener fiebre y malestar general tras la vacunación. Estos síntomas, si ocurren, comienzan a las 6-12 horas de la vacunación y desaparecen en 1-2 días.

¿Quién debe vacunarse?

 

1- Personas con riesgo de complicaciones. La vacuna contra la gripe está especialmente recomendada a las personas que tienen mayor riesgo de padecer complicaciones por gripe, como son:

  • Adultos y niños que padezcan enfermedades crónicas: pulmonares (incluido asma y tabaquismo crónico), cardiovasculares, hepáticas, renales, hematológicas y metabólicas (incluyendo la diabetes).
  • Adultos y niños con problemas inmunitarios de cualquier origen.
  • Adultos y niños que padezcan problemas neuromusculares (tetraplejias, parálisis cerebral, lesiones medulares, convulsiones, etc.) que puedan comprometer su función respiratoria.
  • Niños y adolescentes que hayan recibido tratamiento prolongado con aspirina.
  • Personas residentes en centros para mayores o ingresados en centros sociosanitarios o centros para enfermos crónicos.
  • Personas mayores de 60 años.
  • Embarazadas.
  • Personas con obesidad mórbida (IMC>40).

2- Personas que atienden, cuidan o conviven con personas con riesgo de complicaciones.

  • Profesionales y personal sanitario.
  • Adultos y niños, convivientes y personal al cuidado de enfermos crónicos (en centros o en domicilios particulares).
  • Adultos y niños, convivientes y personal al cuidado de personas mayores (en centros o en domicilios particulares).

 

3- Colectivos profesionales esenciales para la comunidad.

  • Profesionales y personal sanitario, tanto de centros de hospitalización como de centros de atención primaria y de centros sociosanitarios.
  • Personal de guarderías y centros de educación infantil.
  • Policías, bomberos, y en general, aquellos trabajadores que desarrollen profesiones esenciales para la comunidad.

 

Eficacia de la vacuna

Aunque la vacunación de la gripe ha sido ampliamente recomendada en estos grupos de riesgo, muchas personas no se vacunan al pensar que la vacuna no es efectiva. Sin embargo, hay varias razones para rechazar esa creencia infundada.

Las personas que han sido vacunadas con la vacuna de la gripe pueden padecer un enfriamiento, o una enfermedad catarral y pensar erróneamente que la vacuna no les ha proporcionado protección.

En otros casos, las personas que se han vacunado pueden realmente enfermar de gripe, por ejemplo por haberse vacunado cuando ya estaban incubando la enfermedad, aun así, normalmente la padecerán de forma más leve. En general, la efectividad de la vacuna varía cada año dependiendo del grado de similitud entre las cepas de virus incluidas en la vacuna y la/s cepa/s circulantes durante la temporada.

La eficacia de la vacuna también varía de una persona a otra. Estudios de adultos jóvenes sanos han demostrado que la efectividad de la vacuna de la Gripe oscila entre un 70 y 90%.

Los estudios demuestran que la vacuna reduce las hospitalizaciones alrededor de un 70% y la muerte un 85% entre pacientes que no están internos en hogares de mayores. A su vez, entre los internos en centros de mayores, la vacuna reduce el riesgo de hospitalización en un 50%, el riesgo de neumonía un 60% y el riesgo de morir entre un 75 y un 80%.

Composición de la vacuna antigripal recomendada por la OMS para la temporada 2016-2017 en el hemisferio norte

La OMS recomienda que las vacunas trivalentes de la gripe para la temporada 2016-2017 (invierno del hemisferio norte) incluyan los siguientes componentes:

 

  • Cepa análoga aA/California/7/2009 (H1N1)pdm09;
  • Cepa análoga a A/Hong Kong/4801/2014 (H3N2);
  • Cepa análoga a B/Brisbane/60/2008 (linajeVictoria).

Más información en www.canariassaludable.org



El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife utiliza cookies propias y de terceros que recopilan datos anónimos estadísticos de navegación para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información lea la política de cookies: Uso de Cookies.

  Acepto el uso de cookies en este sitio.