Acceso Sugerencias y Reclamaciones

Tribuna de Correo Farmacéutico | Elegir la información correcta

 

29/04/2017

Nuestro presidente, Guillermo Schwartz opina sobre la necesidad de tener un paciente informado, sobre todo sobre los medicamentos antibióticos. 

 

Tribuna publicada en Correo Farmacéutico el 24/04/2917. Autor: Guillermo Schwartz. 

La información al paciente es clave para que el tratamiento cumpla su cometido: curar la enfermedad o al menos que el estado de salud sea estacionario y no empeore. Esto que parece una evidencia científica en toda regla no siempre se cumple. Es más, gran parte de las reacciones adversas a medicamentos y una proporción de los ingresos hospitalarios en urgencias son consecuencia de la falta de información.

Hace unos días, en un medio de comunicación digital, leí una noticia sobre la Encuesta sobre Percepción de la Ciencia 2017, que contenía un test interactivo. Una de las preguntas era la siguiente: "Elija la afirmación correcta: los antibióticos curan infecciones causadas por bacterias o los antibióticos curan infecciones causadas tanto por virus como por bacterias". El nivel de respuestas que recogía la publicación digital es que el 53 por ciento de los que hicieron el test acertaron la respuesta correcta: "Los antibióticos curan infecciones causadas por bacterias". Había otras cinco preguntas más con una proporción de respuestas superior al 76 por ciento.

¿Es esto relevante? Bueno, es un simple test y no se pueden extraer conclusiones globales, ni tampoco se pretende. Una posible respuesta que se podría dar es que quizás no sea relevante, que no hay una base estadística para conocer el perfil de población que ha respondido. En este punto diría que para leer un diario digital hay que tener un ordenador o un equipo informático conectado a una red de datos, hay que leer los titulares, hacer clic y entrar en el contenido y después tomar la decisión y participar en la encuesta. Poco azar se puede decir que hay en las respuestas, así que por mi parte sí le daría bastante importancia a las respuestas dadas.

¿Adónde quiero llegar con estas líneas? Hay que reflexionar sobre la información a la que tiene acceso la población.

Los medicamentos, y especialmente los antibióticos, forman parte de nuestra vida como el agua que bebemos, la luz del sol o el alimento necesario para no fallecer por inanición. Muchos de nosotros no hubiéramos sobrevivido a nuestra más tierna infancia si no existieran los antibióticos. Muchos de nosotros no hubiéramos superado una infección dental sin antibióticos. Tampoco hubiéramos superado una infección en una herida laboral, algo que ya parece que pertenece a la memoria colectiva, ya que pocos trabajos en la actualidad requieren del empleo de la fuerza humana en ámbitos con gérmenes potencialmente infecciosos, como lo eran en su día las labores del campo, las ganaderas, las industriales o el propio cuidado de personas enfermas e incluso la asistencia a los partos. Simplemente habríamos fallecido y tampoco habrían nacido nuestros descendientes. La vida es esto.

Precisamente por ello, que a día de hoy casi la mitad de los encuestados en un periódico digital no conozcan la finalidad del uso de antibióticos es muy llamativo.

EL MAL USO DE LOS ANTIBIÓTICOS.

En los últimos meses se ha hablado mucho de que, por cuarta vez en la historia de la Asamblea General de Naciones Unidas, se de protagonismo a un tema de salud. Ello ha sido con la siguiente declaración, calificada de histórica y firmada por los 193 países miembros: "Un acuerdo global para hacer frente a la resistencia a los antibióticos". En la Unión Europea, nuestros gobiernos han creado grupos de trabajo al respecto y en nuestro país es una preocupación constante el posible mal uso que hagamos de los antibióticos. Prueba de ello son las respuestas recogidas en el último Barómetro Sanitario publicado en nuestro país.

Es lo que hoy llamamos un problema global, como lo es el calentamiento del planeta, la contaminación de los ríos y mares o el agujero de la capa de ozono.

¿Es relevante esto? ¿Merece una columna de opinión? Pues lo dejo a criterio del lector, pero creo que si no somos capaces de que la población sepa para qué sirve un antibiótico, es que en asuntos de información y formación, en la era de las aplicaciones electrónicas, el desarrollo del big data y en una época en que con un clic contactamos con nuestras antípodas, tenemos muchísimo camino por andar.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife utiliza cookies propias y de terceros que recopilan datos anónimos estadísticos de navegación para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información lea la política de cookies: Uso de Cookies.

  Acepto el uso de cookies en este sitio.