Canarias, pionera en investigación farmacéutica

 

13/01/2018

Nueve jóvenes farmacéuticos canarios comparten sus experiencias en un evento celebrado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife con motivo de su centenario.

 

La Universidad de La Laguna acogió este fin de semana una reunión de jóvenes investigadores farmacéuticos canarios en una jornada de networking promovida por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, bajo el título “El por qué y cómo de la investigación. La experiencia de nuestros jóvenes farmacéuticos investigadores canarios”, moderado por la Dra. Carmen Rubio Armendáriz, vocal de investigación y docencia del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Vicerrectora de Internacionalización y profesora titular de toxicología de la Universidad de La Laguna. Además, la reunión contó con la presencia del rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón Cejas.

“Para el Colegio, identificar y reconocer a aquellos investigadores que contribuyen a posicionar al farmacéutico en el campo de la investigación es fundamental. Es por ello que, aprovechando la celebración de nuestro centenario, hemos organizado esta jornada donde nuestros jóvenes talentos comparten sus experiencias investigadoras”, afirmó la Dra. Carmen Rubio durante el acto de apertura. “Este es un encuentro donde intercambiamos los motivos que les han llevado a ser valientes y decididos para iniciar la investigación y cómo lo han conseguido”, añadió.

El rector de la ULL, Antonio Martinón animó a todos a continuar y ser perseverantes en la investigación para lograr mejores profesionales y transferencia de resultados.

Nueve talentos

Cecilia Nieves Monzón, Ithaisa Marcelino, Carlos del Rosario, Jacobo Torres, Atteneri López, Juan Ramón Jáudenes, Daida Alberto, Daniel Márquez y Néstor Julio López son nueve investigadores canarios que destacan por su alta formación académica en Farmacia y que no solo comparten inquietudes sino, también, aquellos valores positivos que les ha permitido su etapa de análisis.

“Conoces a mucha gente y tienes acceso a tecnologías de otro nivel que en circunstancias normales no podrías utilizar”, destaca Cecilia Monzón, apasionada de su profesión al igual que Ithaisa Marcelino quien no duda en afirmar que de la investigación “o la amas o la odias pero es algo de lo que aprendes y marcará de manera positiva tu vida profesional”.  

“Creo que es bueno establecer un paso intermedio entre lo que supone terminar los estudios y comenzar a trabajar y la investigación es, precisamente, ese escalón”, destaca Carlos del Rosario. Una etapa de mucho esfuerzo y tesón pero en la que al final se consiguen buenos resultados como resalta Jacobo Torres cuando afirma que “es una experiencia gratificante porque te abre muchas puertas aunque eso sí, no hay nadie que no saque un Doctorado sin haber sufrido”, sonríe.

Atteneri López se especializó en la investigación sobre la Leishmaniosis, comenzando con una beca de colaboración en Tenerife. Ella destaca, sobre todo, la importancia del tutor en esta etapa. “Si tienes un buen grupo de trabajo y buenos jefes que te apoyen, todo es muy llevadero”. En este sentido la Dra. Carmen Rubio apunta que los tutores son fundamentales y que “gracias a ellos contamos con grandes investigadores de prestigio mundial”.

Crear conocimiento es otro de los grandes atractivos a la hora de investigar. Así lo cree Juan Ramón Jáudenes puesto que para él “aunque te sientes solo en el sentido de la búsqueda del conocimiento, al final estás creándolo por lo que luego estarás a la misma altura en tu especialidad que el resto e incluso podrás aportar nuevos resultados”.

“Llega un momento en el que notas que te falta algo, y es lo que te invita a investigar. En mi caso hace diez años que terminé la carrera pero solo tres que me decidí a dar el paso”, resalta Daida Alberto, una joven farmacéutica investigadora que cuenta ya con varias publicaciones internacionales.

Daniel Márquez valora la necesidad de no bajar los brazos nunca. “Habrá momentos en los que las cosas no te salen como esperas pero hasta de eso aprendes. Es un ensayo error que parte de la hipótesis pero con un jefe que te apoye y un ambiente propicio al final te sientes satisfecho con lo que haces”.

La investigación no solo tiene por qué ceñirse a estudios empíricos. El caso de Néstor Julio López es singular. Nacido en La Gomera, comenzó a estudiar en La Laguna hasta que luego marchó a Madrid. A su regreso observó con inteligencia cómo debían arreglárselas los foráneos que comenzaban a residir en Canarias y les costaba introducirse en el sistema sanitario. “Desde preguntar por cómo pedir una receta médica hasta cosas tan sencillas para nosotros pero que si viajáramos a otros países quizá también tendríamos nuestros inconvenientes. Fue entonces cuando me di cuenta que era necesario incidir e investigar más a fondo estos comportamientos sociales y cómo terminan adaptándose a su nuevo entorno social y de salud”, matiza.

Álbum de fotos de la jornada.

100 años del COF SC Tenerife

Manuel Angel Galván, coordinador del centenario, presentó la jornada que ha supuesto el punto de partida de un año especial para el Colegio de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife. El COFSCTFE cumple 100 años y durante los próximos meses ha organizado un interesante calendario de actividades y actos repartidos por toda la provincia.

“Es un año muy especial para nosotros. De celebraciones y felicitaciones porque somos una profesión unida, un colectivo profesional muy bien orientado, ordenado y con un plan de acción bien definido en torno a sus líneas estratégicas y sus perspectivas de futuro. Sabemos a dónde queremos llegar y cómo hacerlo para contribuir a la mejor salud de nuestra comunidad y en continua colaboración con la sociedad, con los pacientes y con el resto de agentes que participan en la gestión de la sanidad y sus  políticas”, concluyó la Dra. Carmen Rubio.